martes, 14 de octubre de 2008

ENVIDIA

Hoy tengo ganas de hablar de este tema de la "envidia".
Un sentimiento que todos en algún punto tenemos y que tambien otros lo tienen con uno. Quién no ha sentido envidia alguna vez hacia otra persona? Quién puede decir que no ha sentido celos del éxito de un amigo/a, ya sea en el ámbito afectivo o en el económico? A mi me pasó...ya lo creo.....cuando por ejemplo en el trabajo le dieron un ascenso a una compañera y a mi no..... O cuando mi mejor amiga se casó y tuvo una hermosa fiesta a todo trapo... O cuando una pareja amiga logro tener hijos y una hermosa casa con su marido.... Quien no tuvo envidia de aquel que se pudo comprar un auto nuevo? De verdad quien no ha tenido alguna vez este tipo de sentimiento hacia otra persona? Pero OJO! Envidiar es una emoción que no solo implica anhelar lo que la otra persona tiene o querer estar pasando por la misma circunstancia; El acto de envidiar implica mucho mas: te coloca en un plano de insatisfacción y de inseguridad permanente. Y ésta nace de la creencia o sensación de que nunca voy a poder tener lo que el otro posee. Y este es el error!! Es cierto que la excelencia y el triunfo siempre traen envidia. La mayoría de nosotros no envidiamos a un linyera o a una persona que no logró nada en su vida y es miserable.... Se envidia lo bueno. Se envidia lo que se desea y tiene el otro; el reconcimiento, la casa, el dinero, los logros, la pareja, los amigos, etc. Pero podemos hacer algo? Es tóxico? Se puede cambiar? Sí se puede modificar.... Cómo? La envidia es una bronca acumulada por el logro de los otros. Y es una tristeza por lo que no se pudo concretar. Es un sentimiento frustrante , lleno de tristeza. Pero tiene solución. Y esta dentro de uno. Cambiando nuestros pensamientos negativos por los positivos. Si el pudo...yo tambien! En vez de mirar lo de los demas, comenzar a ver que es lo que de verdad queremos y deseamos y cómo poder lograrlo. Transformar nuestras actitudes y ver la forma de accionar para llegar a nuestros objetivos. Lo que las demas personas adquirieron no es suerte, o casualidad, sino ACCION, DECISIÓN Y EJECUCION! La envidia es solamente de las mujeres?? La creencia es que es exclusiva de las mujeres.....pero no es verdad. El hombre tambien la siente. Muchos llegan a contarle a su mujer del ascenso que consiguió su compañero, o de la camioneta que se compro el vecino, o de la mujer de su amigo..... Algunos hablan de envidia sana y de otra enfermiza...... Existe una diferencia?? Lo cierto es que "la ENVIDIA es una declaración de inferioridad". El mundo esta plagado de vidas obsesionadas por vidas ajenas, poniendo los ojos en los logros de otros. Pero esto no hace bien. No conduce a nada. Ni ayuda a nadie. Es un sentimiento que solo mira un lado, el positivo, pero se olvida del esfuerzo, del sacrificio, de la dedicación, de la energía que puso la persona para eso. Hay un dicho que dice: " si miras mi éxito, tambien mira mi sacrificio". Y me parece muy bueno.....replantearse ... y porque yo no? Porqué pensar que el otro sí logra lo que quiere y yo no? Hay algo o alguien que me lo impida? Si todos somos iguales, tenemos dos ojos, dos piernas, dos brazos, dos manos.......que es lo que realmente hace la diferencia?? UNO! Nuestra mente poderosa. Nuestros pensamientos son los que nos hunden o nos enaltecen. No hay que mirar al otro, no hay que competir con el otro, tampoco compararse con nadie. Cada uno tiene su meta y sus propios límites. NO ENVIDIES, ADMIRA. La envidia es un sentimiento destructivo. No conduce a nada. Sólo trae bronca y rencor. Si yo envidio, lo único que logro es ponerme mal y mostrar a los demas que no he logrado lo que quiero. Muestro debilidad. Inferioridad. Pero si admiro eso que conisguió el otro y lo disfruto y lo tomo como un desafío al que quiero llegar, como una inspiración.....para motivarme. El éxito de los demas sirve para movilizar las estructuras, para salir del conformismo y alcanzar lo que se quiere. Y en esta vida! Todos tenemos posibilidades!! Sólo hay que encontrarlas. Aprender. Buscar. Anhelar. Por eso a partir de hoy me propongo no mirar mas a los demas y empezar a enfocarme en las cualidades y superaciones personales. Les propongo hacer lo mismo! Hasta la próxima.

2 comentarios:

Miguel Ángel Raya Saavedra dijo...

Bueno, creo que debemos considerar la envidia como una emoción, y como tal nos marca objetivos vitales. Otra cosa es que deseemos el mal a la persona que envidiamos...

Las emociones son, más allá de la moral que les queramos dar

lamenu-desesperada.blogspot.com dijo...

muy buena tu apreciacion, realmente no lo habia pensado de esa manera!
gracias! una vez mas por tu opinion me encanta lo que dices y como lo escribes. Super interesante!